Piernas relajadas



Tener unas piernas relajadas y libres de várices está relacionado con el tipo de vida que llevamos, ya sea tanto en alimentación, actividad cotidiana y demás. 

La alimentación juega un papel muy importante para el buen funcionamiento de las piernas; una dieta balanceada baja en sales, carbohidratos y alta en fibra, combinada con una buena hidratación,  evitará la acumulación y coagulación de la sangre, permitiendo un mejor funcionamiento en el sistema circulatorio.

Las piernas deben estar en constante movimiento o realizar algún deporte que favorezca la presión de la sangre en las venas. Elevar las piernas ayuda para un mejor flujo sanguíneo, por ejemplo, a la hora de dormir.

Para tener unas piernas relajadas te recomendamos darte un masaje de la siguiente manera:

·  Pon los pies más elevados que el resto del cuerpo, en esa posición date un suave masaje con movimientos ascendentes utilizando la crema que prefieras de Goicoechea ®, hazlo por las mañanas y las noches y notarás unas piernas más relajadas. Recuerda no debes darte masajes fuertes, porque puedes dañar más las venas.

Y si también quieres relajar tus pies, checa esto.

·  Frota tus manos para que se calienten.

·  Puedes utilizar Goicoechea Árnica, la cual combina ingredientes relajantes más árnica.

·  Desliza las manos en el pie desde los dedos hasta el tobillo, esto repítelo varias veces hasta que sientas  tus pies un poco más relajados.

· Usando tus dedos índice y medio presiona con movimientos circulares el tobillo.

· Realiza un masaje en cada dedo del pie utilizando tus dedos pulgar e índice, estíralo suavemente. Repite alrededor de 3 veces este paso y al final estira firmemente cada dedo.

· Aplica un masaje en cada pie ejerciendo una ligera presión sobre ambos, recuerda que los movimientos tienen que ser contrarios a la circulación.

· Nuestros pies están conformados por alrededor de 15 mil terminaciones nerviosas así que masajearlos puede ser sumamente placentero.

Mis piernas relajadas con Goicoechea

Tener unas piernas relajadas es conjugar una alimentación alta en fibra que mejore la circulación en tu organismo, acompañado de una rutina que te ponga en movimiento y por supuesto, al final del día, nada como elevar las piernas para mejorar el flujo sanguíneo después de un día pesado.